Competencia subjetiva (Inhibición y Recusación)

Cuando se nos presenta un caso en vía judicial, existe la posibilidad de que el juez se encuentre incurso en alguna limitación que no le permita impartir justicia en un caso concreto. La competencia subjetiva del juez se define entonces como la absoluta idoneidad personal para conocer de una causa concreta, por la ausencia de toda vinculación suya con los sujetos o con el objeto de dicha causa.

A la luz de esa definición podemos afirmar que hay diversos límites que influyen de manera directa en la administración de justicia por parte de la persona del juez, tales impedimentos dependen de la posición o vinculación subjetiva del juez con los sujetos de la causa que le corresponde decidir o con el objeto de la misma.

Existen dos instituciones procesales que legalmente ordenan la exclusión del juez del conocimiento de una causa determinada, a disposición del juez encontramos la Inhibición y a disposición de las partes la recusación.

La Inhibición es un acto del juez de separarse voluntariamente del conocimiento de una causa concreta, por encontrarse en una especial posición o vinculación con las partes o con el objeto de la causa, prevista por la ley como causal de recusación. Es importante aclarar que hay legislaciones que no limitan la inhibición a los jueces solamente, sino que la extienden a todos los funcionarios judiciales, así como también a los funcionarios ocasionales: peritos, prácticos, intérpretes, entre otros.

¿Qué es el allanamiento? Es una declaratoria de que se tiene confianza en la rectitud del juez, por lo que la parte a quien podría perjudicar la parcialidad del funcionario inhibido conviene en que éste continúe conociendo la causa y ejerza plenamente sus funciones.

Ahora estudiemos la recusación, ésta institución es un poder de las partes mediante el cual se pretende excluir al juez cuando éste no haya dado cumplimiento al deber de Inhibición. La recusación persigue el mismo efecto que la inhibición, el cual es la exclusión del juez o funcionario del conocimiento de la causa, pero a diferencia de la inhibición, la recusación es un acto procesal de parte.

¿Emprendimiento o comodín?

Reciban un cordial saludo todos mis lectores, hoy en la sección #Gente voy a tratar un tema relacionado con los mecanismos que emplean mis compatriotas venezolanos para enfrentar la crisis económica del país, esta vez no voy a referirme a las actividades del comercio informal porque eso lo abordé en una publicación pasada, hoy voy a hablar de ese escape ingenioso que han encontrado muchos como fuente de ingresos o como distracción con serio potencial económico.

El área predominante para emprender hace más de una década es la de alimentos y bebidas, hay un sinfín de establecimientos y negocios virtuales dedicados a la venta de todos aquellos productos relacionados con la alimentación, desde los platos más variados hasta los dulces más caseros. Es una situación un poco extraña, porque a pesar de que hay negocios que al poco tiempo dejan de ofrecer sus servicios también hay negocios que se han mantenido a pesar de las pocas ventas, me explico… Usted pasa por cualquier local de comida (restaurant, kiosco, tarantín) y no se ve lleno de gente como hace 15 o 20 años atrás que para poder comprar unas empanadas había que esperar bastante rato por la cantidad de clientes que había en ese tipo de establecimientos. En cuestión de cantidad, es menor la demanda porque hay gente que no tiene dinero suficiente como para comer frecuentemente en la calle, por lo que surge la pregunta razonable: ¿cómo se mantienen abiertos ciertos negocios a pesar de la crisis? Hay varias hipótesis: la de tener activos en el exterior, la de ser enchufado del gobierno, la de tener varios negocios y jugar al complemento, entre otras.

Hay personas que se han ido del país para no quedarse trabajando a pérdida y otras que han vendido sus empresas y se han marchado por no tener seguridad económica, inclusive hace poco leí que la primera ganadora de Latín American Idol, nuestra venezolana Mayré Martínez vendió todo su emprendimiento empresarial y desde el año 2009 se fue a vivir a Los Ángeles. Es lógico que al igual que ella muchos han hecho lo mismo, obviamente las cosas en el país deben seguir funcionando, bien o mal pero funcionando porque nada es estático, todo es movimiento; el cambio económico es impresionante, y ocurren rarezas que dibujan incógnitas nada descabelladas…

Ahora, si reviso con cuidado y lo que quiero es encontrar algo más ingenioso desde el punto de vista de lo que significa emprender, me alegra enterarme de que hay gente creativa que se toma el tiempo de hacer las cosas, ya que para mí el término emprendedor es bastante amplio y general, pero entre una persona que venda algún producto común y otra persona que se dedique a crear algo novedoso y diferente, considero más emprendedor al creativo que hizo un mayor esfuerzo. De eso también hay, aquí hay gente ingeniosa y talentosa…

En Ciudad Guayana hay un chico que debido al problema del combustible transformó su vehículo y está haciendo las pruebas para que funcione eléctricamente, en Caracas está la muchacha que fue tendencia por transformar su bicicleta convencional en una bicicleta eléctrica que corre 70 kilómetros por hora, y así como ellos de vez en cuando se dan a conocer otros emprendedores que trabajan con lo que tienen, que son capaces de cambiar su realidad y si se lo proponen también la de otros…

¿Emprendimiento o comodín?

Reciban un cordial saludo todos mis lectores, hoy en la sección #Gente voy a tratar un tema relacionado con los mecanismos que emplean mis compatriotas venezolanos para enfrentar la crisis económica del país, esta vez no voy a referirme a las actividades del comercio informal porque eso lo abordé en una publicación pasada, hoy voy a hablar de ese escape ingenioso que han encontrado muchos como fuente de ingresos o como distracción con serio potencial económico.

El área predominante para emprender hace más de una década es la de alimentos y bebidas, hay un sinfín de establecimientos y negocios virtuales dedicados a la venta de todos aquellos productos relacionados con la alimentación, desde los platos más variados hasta los dulces más caseros. Es una situación un poco extraña, porque a pesar de que hay negocios que al poco tiempo dejan de ofrecer sus servicios también hay negocios que se han mantenido a pesar de las pocas ventas, me explico… Usted pasa por cualquier local de comida (restaurant, kiosco, tarantín) y no se ve lleno de gente como hace 15 o 20 años atrás que para poder comprar unas empanadas había que esperar bastante rato por la cantidad de clientes que había en ese tipo de establecimientos. En cuestión de cantidad, es menor la demanda porque hay gente que no tiene dinero suficiente como para comer frecuentemente en la calle, por lo que surge la pregunta razonable: ¿cómo se mantienen abiertos ciertos negocios a pesar de la crisis? Hay varias hipótesis: la de tener activos en el exterior, la de ser enchufado del gobierno, la de tener varios negocios y jugar al complemento, entre otras.

Hay personas que se han ido del país para no quedarse trabajando a pérdida y otras que han vendido sus empresas y se han marchado por no tener seguridad económica, inclusive hace poco leí que la primera ganadora de Latín American Idol, nuestra venezolana Mayré Martínez vendió todo su emprendimiento empresarial y desde el año 2009 se fue a vivir a Los Ángeles. Es lógico que al igual que ella muchos han hecho lo mismo, obviamente las cosas en el país deben seguir funcionando, bien o mal pero funcionando porque nada es estático, todo es movimiento; el cambio económico es impresionante, y ocurren rarezas que dibujan incógnitas nada descabelladas…

Ahora, si reviso con cuidado y lo que quiero es encontrar algo más ingenioso desde el punto de vista de lo que significa emprender, me alegra enterarme de que hay gente creativa que se toma el tiempo de hacer las cosas, ya que para mí el término emprendedor es bastante amplio y general, pero entre una persona que venda algún producto común y otra persona que se dedique a crear algo novedoso y diferente, considero más emprendedor al creativo que hizo un mayor esfuerzo. De eso también hay, aquí hay gente ingeniosa y talentosa…

Se acercan las elecciones regionales en Venezuela.

El 21 de noviembre de este 2021 son las elecciones para escoger los gobernadores, alcaldes y concejales en cada uno de los estados y municipios del país. Otra elección de las tantas que se han realizado durante las más de dos décadas de socialismo, un socialismo que no ha eliminado los comicios electorales sino que al contrario se ha encargado de mostrar al mundo que en este país la gente sale a votar, pero existen particularidades en las votaciones que merecen ser analizadas.

Para empezar, en Venezuela además de realizarse las elecciones correspondientes a cada nuevo período gubernamental también ha tenido cabida la figura del referéndum, desde el año 1999 hasta la actualidad el voto ha estado presente y es algo que llama la atención a cualquier persona del mundo debido al tipo de gobierno cuya permanencia en el poder sigue intacta a pesar de la crisis y del gran rechazo social que existe hacia las consecuencias de esa crisis.

Aquí el problema no es de imposición directa porque se ha mantenido el derecho al voto en todo momento, aquí el problema radica en el peligro de una imposición indirecta que no respete esos votos. Desde hace años existe la duda ciudadana de ¿por qué siguen siendo electos los candidatos del gobierno a pesar del rechazo social? Lo que ha creado una gran desconfianza en los electores, muchas personas no salen a votar porque no creen en el sistema electoral venezolano, no lo ven como un órgano imparcial y de allí surge la figura de los NINI, ya que así son llamadas las personas que no salen a votar y cuyo término pretende asegurar que “ni son de un lado ni son de otro” politicamente hablando, aunque sus motivos quizá no tengan nada que ver con el ser o no ser sino con el no confiar.

Pero ¿Cuál es el panorama previo a las próximas elecciones? A poco menos de tres meses para las regionales voy a dar mi opinión basándome en lo que veo en la calle y extraigo del comportamiento social que percibo.

Desde el punto de vista de las candidaturas, el PSUV que es el partido de gobierno realizó unas elecciones primarias para escoger a sus candidatos, en algunos casos no fueron designados los ganadores de esas elecciones, sino que la directiva de ese partido colocó a alguien distinto que no se midió en esas votaciones, con el argumento de que el ganador no tenía un mínimo de 10 puntos de diferencia sobre su competidor más cercano. Así las cosas en esa tolda, ahora hablemos de su contraparte política, los demás partidos políticos que son muchísimos procedieron de forma distinta, en la mayoría de los estados y municipios designaron a sus candidatos por acuerdos entre sus miembros y sólo un pequeño porcentaje en algunos puntos geográficos procedió a través de elecciones internas.

Tenemos así que el PSUV tiene a sus candidatos por elecciones primarias y por designación extra electoral por los motivos antes señalados y los otros partidos tienen a sus candidatos por nombramiento acordado y en un porcentaje menor por elecciones internas. ¿Qué es lo curioso de ésto? Que el PSUV presenta un solo candidato para cada cargo y los demás partidos presentan varios candidatos para un mismo cargo, teóricamente una manera tonta de dividir los votos que pudieran favorecer en su conjunto a un solo candidato que se mida con el candidato único del PSUV.

Visto de esa manera e independientemente de las dudas que genere el CNE dos más dos son cuatro y hasta un ciego puede ver que a pesar del rechazo que pueda existir frente a una crisis nacional, los que buscan votos para un solo candidato llevan gran ventaja sobre los que buscan votos para varios candidatos, porque los que apoyan al candidato único de su partido tienen un solo objetivo mientras que los que dividen los votos tienen tantos objetivos como candidatos presenten.

Ahora bien… ¿Se trata de una torpeza política o de jugar a favor del gobierno? Porque revisando por aquí, la oposición política muestra a algunos de sus partidos en grupos como lo es el G4, la Alianza democrática y otras alternativas que hay por allí. Inclusive hay partidos que no son tan viejos en la escena política y pagan más publicidad radial que los partidos políticos tradicionales, candidatos poco conocidos y hasta personajes sin propuestas que se presentan a hablar en los distintos medios de comunicación.

En cuanto a la campaña electoral como tal, se nota un ambiente menos eufórico que otras veces, panorama que se viene repitiendo desde hace varios años, nada que ver con el calor político que impregnaba las presidenciales de los años 2012 y 2013 e incluso las parlamentarias del 2015, de allí en adelante la politiquería ha entrado en modo refrigerador. Algunos actos proselitistas, una que otra conversación aburrida en los medios y pocas propuestas desde el punto de vista de lo que conocemos como gestión.

Siendo sincera jamás me he identificado con el gobierno que lleva más de dos décadas instaurado en mí país, pero tampoco me identifico con cualquier personaje que se haga pasar por opositor, de hecho no pertenezco a ningún partido político, hasta ahora ni me ha pasado por la mente inscribirme en alguno y creo firmemente que la única y verdadera oposición que existe en la actualidad es la oposición social, esa que está conformada por las personas que se han visto afectadas en su calidad de vida, para mí desde hace rato no hay oposición política que represente a ese sector, en mí opinión esas personas que no comulgan con la ideología gubernamental no están representadas. Soy venezolana, abogada y bloguera, me disfruto el rol de escritora para medios digitales y cuando escribo sobre temas políticos lo hago como ciudadana, como observadora y como analista de la realidad social que vive mi amada Venezuela.

Para ser más crítica aún, en lo que respecta a los posibles resultados de las elecciones del 21 de noviembre del año en curso, no me extraña una total o casi total toma de las alcaldías y gobernaciones del país por parte del partido de gobierno, una vez más se torna fácil para esa tolda el apoderamiento de los cargos políticos importantes, ya sucedió con las todavía recientes parlamentarias ¿por qué sucedería algo distinto? Particularmente no lo creo, quizá una minoría porcentual pudiere concedérsele a los demás partidos que fungen como “adversarios políticos del gobierno” como un asunto de mínima credibilidad en el CNE como órgano electoral para que no sea visto con total reproche por algunos, digamos que como una pequeña justificación de transparencia, pero eso de elecciones reñidas no lo veo factible, eso de 50 y 50 mucho menos.

Algún hecho extraordinario o algo parecido a un milagro es la esperanza de quienes quieren seguir viviendo en el país pero en un mejor contexto. En medio de una crisis caótica que afecta a la gran mayoría de la población, es de ingenuos pensar que quienes tienen más de 20 años en el poder van a solucionar las problemáticas que ellos mismos han provocado, pero es de pendejos creer que quienes han sido cómplices de tales descalabros tienen la solución en sus manos…

Las dos caras del proselitismo…

Bienvenidos a una nueva publicación de Enderechate, quiero saludar a todos mis lectores que se encuentran en diferentes países del mundo, especialmente a los nuevos lectores que cada día se suman para recibir de buena manera el contenido que les comparto a través de este medio digital. En esta oportunidad les traigo un artículo en la sección #política del blog para abordar el tema del proselitismo.

Cuando escuchamos a un político hablar debemos estar atentos a lo que dicen porque es la oratoria el elemento clave de su mensaje hacia las masas. A lo largo de la historia han existido frases célebres, contundentes o inolvidables por parte de quienes tienen la tarea de gobernar o pretenden hacerlo, muchas de esas palabras han servido para llevarlos al éxito o al fracaso, así de delicado es el proselitismo, puede fortalecer o debilitar al político según lo que diga y como lo diga.

Pero ¿qué es el proselitismo? De acuerdo con la definición que nos aporta el diccionario Larousse la palabra proselitismo significa: “celo exagerado por hacer prosélitos” y prosélito etimológicamente viene del latín “tardío proselytus” y del griego prosílytos “el que se establece en un país, persona ganada para una opinión, una doctrina, un partido, etc”. Por su parte el diccionario Ruy Díaz de ciencias jurídicas y sociales define la palabra prosélito como: “aquel que se adscribe a una idea, pensamiento o doctrina determinada” y en materia religiosa “se denomina así a quien se convierte a la fe católica”.

Tomando en consideración la consulta bibliográfica, tenemos que el sentido del proselitismo implica una exageración, una tardanza y una determinación, pero… ¿Cómo es esto? La exageración consiste en proyectar la idea con la mayor amplitud posible, la tardanza se refiere a hacer ver la idea como algo perdurable en el tiempo y la determinación se basa en el convencimiento que debe irradiar esa idea.

Visto de esta manera, surge la interrogante: ¿Cuándo falla el proselitismo? Cuando la exageración no es creíble, ejecutable o posible, cuando la idea no tiene la suficiente fuerza como para perdurar en el tiempo y cuando no es convincente la idea como para captar la simpatía de las masas. Esto es un uso inverso del proselitismo, por ende, el efecto que provoca es también contrario al que naturalmente se espera.

Entonces tenemos dos caras del proselitismo, una en positivo y otra en negativo, es por ello que vemos en los políticos grandes discursos y grandes “metidas de pata”, pero ambas pueden resultar inolvidables e inclusive convertirse en parte de la cultura popular. Y no se por que razón, pero para la memoria colectiva resultan más fáciles de recordar los desaciertos o errores de los políticos, para muestra colocaré una lista con 7 joyitas que han quedado para el recuerdo de todos los venezolanos y ustedes se encargan de investigar quienes fueron sus autores:

  1. “La multiplicación de los penes”
  2. “Ni bien ni mal sino todo lo contrario”
  3. “Un cacerolazo para drenar la arrechera”
  4. “Una isla rodeada de agua”
  5. “Le vamos a freír la cabeza en aceite a los adecos”
  6. “Una gota de petróleo para cada venezolano”
  7. “La gente se va a poder bañar en el río Guaire”

Así de pintoresco es el mundo del proselitismo, a veces insólito e incoherente, pero otras veces astuto y certero. No olvidemos que la política como ciencia debe ocuparse del planteamiento del problema y valerse de la metodología para responder las interrogantes que surjan de esa problemática, pero he allí un error común, el hecho de que los políticos se aparten de las bases científicas de la política no la hace menos ciencia que otras ciencias, pero eso de no manejar un orden o estructura que permita obtener resultados de interés colectivo causa la inevitable improvisación, que es sinónimo de atraso y estancamiento.

Cuando evalúo el éxito de los países desarrollados, me encuentro con que todos ellos tienen factores comunes a pesar de sus diferencias culturales, hay muchísimo trabajo constructivo, organización, planificación y obras. Esto se logra con una visión científica del panorama, porque por ejemplo, la práctica de la política en los países subdesarrollados es mayormente desorganizada e idólatra en el sentido de la “adoración a sus políticos” porque por lo general quienes llegan al poder se valen de actos proselitistas que luego nada tienen que ver con la gestión gubernamental, son electos por la emoción que despiertan en la población y al momento de hacer la tarea correspondiente salen reprobados.

Espero que esta publicación haya sido de utilidad para todos ustedes, recuerden que pueden suscribirse a mi blog, así como también dejarme sus comentarios, los leo y respondo a todos mis lectores. ¡Hasta la próxima! 😘