6 Millones…

Según la ONU ya son 6 millones de venezolanos que se han ido del país, muchos de ellos a países vecinos y otros a naciones más lejanas. La cifra no sorprende si tomamos en cuenta que una gran cantidad de personas salen de Venezuela por distintas vías e inclusive es posible que el número de inmigrantes supere los números aportados por la ONU debido a la black figure o cifra negra que influye en las cifras reales, dado que no conocemos la cantidad exacta de personas que no llegan a ser conocidas o registradas por los organismos que manejan las estadísticas.

Indudablemente si son 6 millones o más de inmigrantes, es una gran cantidad de venezolanos regados por el mundo. Todos tenemos a algún amigo o a varios que decidieron no seguir en el país, familias completas que se han marchado y grupos de personas que planificaron su aventura internacional, porque no todos tienen los recursos y los contactos para llegar a otra nación comprando casa propia y ubicándose en un trabajo lucrativo, al contrario, son pocos los que tienen ese privilegio.

Entre tantas historias, encontramos la de los hijos que salen del país y luego envían dinero a sus padres para que hagan frente a la inflación, la de chicas que dejan a sus niños con la abuela para desde lejos poder cubrir la educación de los pequeños, la de jóvenes que llegan a casa de algún amigo y luego se independizan y reciben a otros amigos y así va la cedena…

Son muchos los testimonios de venezolanos en el exterior que cuentan como han sido sus experiencias, pero si hay alguna coincidencia en sus palabras es la relacionada con los motivos de su escape, porque eso es lo que simboliza la inmigración, un escape de un país en el que ya no se puede realizar algo a otro país en el que existe la posibilidad realizar ese algo, cuyo algo es un logro y al ser humano le hacen bien los logros…

Las aspiraciones personales no son cuestionables, si alguien considera que es posible mejorar su calidad de vida yéndose a otro país es una decisión que debe respetarse, aunque sabemos que no siempre las cosas se dan de esa manera, hay quienes no les ha ido nada bien e incluso hay quienes han regresado al país por tal razón. Es una situación compleja, cada caso de inmigración es distinto, no podemos generalizar la opinión, no se puede hablar de un solo efecto, es difícil asegurar a cuantos les va bien y a cuantos no, de lo que si tenemos información es que no a todos les va igual, cada uno lleva consigo una historia que le acompaña…

¿En qué consisten las multas?

Hablar de multas es sinónimo de sanciones, desde un sentido estricto la sanción a la que me refiero en esta publicación es al castigo legalmente previsto aplicable a quien transgrede una norma, lo que significa que hay una pena pecuniaria que se impone por alguna falta o contravención.

Antiguamente se hacía un uso abusivo de las multas, aplicándose a casi todos los delitos, pero esa situación fue cambiando al punto de representar actualmente un tipo de sanción que se impone sólo a algunos delitos y faltas. Dependiendo de la nación en la que nos encontremos, la legislación tendrá prevista la sanción pecuniaria para los sujetos que con su conducta violen las normativas vigentes.

Hay delitos que además de contemplar las multas también incluyen penas corporales como el arresto, la prisión o el presidio, y porque imponen penas principales y penas accesorias. Cuando la única pena impuesta es la pecuniaria, el sujeto infractor debe pagar una cantidad de dinero como una forma de resarcir el daño que cometió.

Las multas más comunes conocidas por todos son aquellas que se imponen a quienes infringen normas de tránsito y transporte terrestre, causan daños a los espacios públicos, cometen delitos ecológicos, deben impuestos o incumplen cualquier obligación tributaria, etc. Es importante revisar las ordenanzas municipales porque en su mayoría contienen las multas aplicables en las localidad y eso varía según la ubicación geográfica de que se trate.

¿Quieres mejorar la redacción de documentos legales?

La redacción de documentos legales forma parte del día a día de los abogados, millones de profesionales viven de eso, se encargan de redactar y visar los documentos para luego presentar los ante la notaría o registro. Muchos colegas han encontrado en la web una gran aliada para conseguir modelos de documentos de forma fácil, algunos ni siquiera revisan esos modelos para corregir posibles errores, sólo cambian los datos o rellenan el espaciado e imprimen…

Con la ayuda de lo que está disponible en la web todo parece más fácil, pero no todo lo fácil nos garantiza buena calidad. La redacción es el arte de escribir colocando las palabras de la manera más adecuada y conveniente en un texto, procurando darle un verdadero sentido a lo que se desea transmitir, este arte desde tiempos inmemoriales ha servido para dar a conocer el nivel intelectual de las antiguas civilizaciones, quienes a través de obras manuscritas dejaron fiel reflejo de su pensamiento y cultura a las generaciones que posteriormente se han dedicado a traducirlas e interpretarlas.

A diario nos encontramos con profesionales que prefieren el copy & paste por temor a enfrentar las fallas que pudieran tener al momento de escribir, también resulta curioso que muchas universidades no le prestan atención a los problemas de redacción cuando los estudiantes de derecho aún se están formando para las futuras prácticas, es en esa etapa estudiantil que deben ser corregidas la mayoría de las fallas y así a nivel profesional el porcentaje de deficiencia en las redacciones sería menor.

Pero ¿sabes qué? Si tienes problemas de redacción no te avergüences ni te escondas detrás de los miles de documentos que hay en internet, afortunadamente se trata de una falla que se pueda corregir cuando tu decidas corregirla, como dicen las abuelas: CON AMOR Y PACIENCIA TODO SE PUEDE. En vez de huir del problema, asume la responsabilidad de buscar la solución, no te avergüences de tus errores porque todos cometemos alguno en cualquier momento y préstale atención a unos tips que te traigo a continuación para ayudarte a pasar de blanco y negro a color en 3,2,1…

En primer lugar, si se te hace difícil precisar con que letra se escribe tal o cual palabra, siempre puedes usar cualquier diccionario de nuestro idioma o consultar páginas como wordreference y similares, eso te ayudará a aclarar las dudas. Si tu duda radica en la colocación de los acentos a las palabras, te invito a hacer un viaje en el tiempo y ubicarte en el salón de primaria donde la maestra te explicó las palabras Esdrújulas, Graves y Agudas… ¡Ahora vuelve al presente! Ese ejercicio mental es para que recuerdes la regla EGA que es la regla de oro de la acentuación, ya que el 90% de la acentuación de las palabras en español se basa en ella según la RAE.

Otro dilema común tiene que ver con el sentido del texto, el cual va a depender en gran parte del correcto uso de los signos de puntuación, la estructuración de las oraciones (simples o complejas) y la colocación de mayúsculas, lo que parece muy sencillo pero representa un déficit común en el ámbito académico.

Si hay un punto que a ti y a mí nos interesa es cobrar por nuestro trabajo ¡si! Eso es importante, porque TODO TRABAJO IMPLICA UNA REMUNERACIÓN. ¿Por qué te digo esto? Porque tu trabajo vale, pero si te enfocas en mejorar las fallas que vas detectando en tu desempeño, puedes AUMENTAR ese valor laboral, haciendo trabajos de buena calidad y asumiendo la redacción como parte fundamental de tu profesión.

Si deseas profundizar más en el tema sin tantas complicaciones, te voy a recomendar dos textos muy sencillos pero de excelente contenido: cómo mejorar tu español en 30 días del autor Fortunato Brown y el clásico de bolsillo las reglas de oro de la ortografía.

¿Para qué sirve un blog de derecho?

Hoy quiero compartir con todos ustedes la las principales funciones que cumple un blog jurídico respondiendo las preguntas mas frecuentes que surgen acerca del tema.

¿Qué es un blog de derecho?

Un blog de derecho es un portal digital especializado en publicar contenido jurídico que podemos encontrar fácilmente en la web.

¿Quién maneja un blog de derecho?

Principalmente abogados, estudiantes de derecho y cualquier otra persona con conocimiento jurídico o vinculada al mundo de las leyes y la justicia.

¿Quienes visitan los blogs de derecho?

Los estudiantes de derecho, los abogados, profesores universitarios, jueces y secretarios de los tribunales y cualquier persona que desee leer contenido jurídico.

¿Cómo se hace un blog de derecho?

Si te apasiona el mundo jurídico, te encanta escribir y tu manejo de internet es de básico a medio ¡empieza a crear tu blog! elige un nombre relacionado con el tipo de contenido que vas a publicar, una vez que hayas creado tu blog en cualquiera de las muchas opciones que hay en la web, debes ocuparte de seleccionar los temas que vas a postear, desarrollarlos y difundirlos.

¿Cuándo debes hacer las publicaciones en tu blog de derecho?

Eso puede variar, no necesariamente vas a postear diez veces al día pero tampoco vas a hacerlo una vez al año. Te recomiendo hacer publicaciones frecuentes para que mantengas en tus lectores el interés por visitar tu blog, sin presionarte por publicar tan seguido pero sin descuidar al público que te lee ¡disfruta tu rol de bloguero!.

¿Por qué se crean los blogs de derecho?

Se crean por gusto y decisión personal de cada bloguero. Si crees que tienes las herramientas necesarias para dedicarle tiempo y esfuerzo al trabajo digital ¡hazlo!.

¿Para qué se crean los blogs de derecho?

Hay muchas razones: aportar contenido académico, compartir opiniones jurídicas, obtener ingresos, promocionar firmas de abogados, emitir críticas profesionales, promover movimientos para lograr cambios sociales, entre otras tantas.

Espero que esta información te haya sido útil ¡Hasta la próxima!

Derecho Romano: organización, fuentes y aportes.

El Derecho Romano es el conjunto de instituciones jurídicas que rigieron a la Sociedad Romana y a los pueblos dominados por Roma, desde el año 753 A.C hasta el año 565 D.C.

En este nutrido se caracterizó por la organización político-social que se dividió en tres etapas: La Época Monárquica, La República y el Imperio.

Las fuentes del Derecho Romano son:

  • La costumbre
  • La Ley
  • La Ley de las XII Tablas
  • El Plebiscito
  • El Senado Consulto
  • El Edicto de los Magistrados
  • Las Constituciones Imperiales
  • Las Respuestas de Los Prudentes
  • Las Codificaciones
  • La Obra de Justiniano
  • El Corpus Iuris Civilis

Principales aportes del Derecho Romano:

  • Clasificación de las personas en personas físicas y morales.
  • Adquisición de la ciudadanía.
  • El derecho al nombre como un derecho de los ciudadanos.
  • La familia como institución histórica y jurídica.
  • La capacidad como aptitud que posee una persona para ser titular de derechos y ejercer estos derechos.
  • La patria potestad manifestada en las relaciones personales y en las patrimoniales.
  • La emancipación de los hijos y demás descendientes.
  • La adopción y sus procedimientos de legitimación.
  • La tutela y la curatela.
  • Clasificación de los bienes.
  • Modos de adquirir la propiedad.
  • El condominio.
  • Las servidumbres.
  • Los derechos reales.
  • Las obligaciones.
  • Los contratos y su clasificación.
  • Configuración de figuras concretas con respecto al delito.
  • Regulación de la herencia.
  • Regulación de la donación.
  • Organización judicial minuciosamente estructurada.
  • Clasificación de las acciones civiles.